'Glee' su capítulo más real y polémico: 4x18 - Shooting Star

Glee, esa comedia musical adolescente que comenzó allá por el 2009 y que ha pasado por casi todo tipo de situaciones transformándose en una dramedia en toda regla debido a como las tramas dramáticas han ido en aumento.

A día de hoy Glee se encuentra una situación extraña, debido a que para muchos seguidores la serie ya no es lo que era, y las tramas y personajes han ido perdiendo calidad. Sumándole a eso como la serie ha ido bajando en audiencia y el cambio generacional que se está produciendo como en cualquier serie de instituto con varias temporada. Motivo por el cual parte de lo que fue el elenco principal prácticamente ni está apareciendo en la actual temporada. Como colofón, Glee es la única serie de FOX que queda por renovar o cancelar, aunque pese a todo es presumible que será renovada.

A todo lo anterior hay que sumarle la polémica aparecida tras la emisión del capítulo de la pasada noche. 
Probablemente la trama que ha creado la polémica no se entienda sienta igual esn Estados Unidos que por ejemplo España, ya que es un tema con el que por desgracia los estadounidenses están más que acostumbrados a enfrentarse mientras que nosotros simplemente lo escuchamos desde el otro lado del charco. El título en inglés del capítulo nos daba una pequeña pista de lo que estaba por venir, pero por lo que sucede en los primeros minutos, puede pasar desapercibido.

El review
Durante aproximadamente el primer cuarto de hora del capítulo, parecía ser simplemente uno más de esta serie. Canciones, desvaríos y obsurdeces por parte de Brittany y compañía, continuación de otras tramas... Pero cuando la mayoría del Glee Club está reunido en la sala donde ensayan junto al profesor Shue y la profesora Shannon se escuchan dos disparos que cambian por completo el ritmo del capítulo. Rápidamente los profesores se ponen en movimiento cerrando puertas, apagando luces, bajando persianas y repartiendo a todos los chicos por el aula mientras intentan mantener todo el silencio posible. Mientras en los pasillos cunde el pánico y el resto de alumnos corren en busca de una salida o refugio. A estas alturas del momento es más que probable que como a mi, el corazón se te haya parado pensando que estás viendo una serie pero es algo que por desgracia, está a la orden del día.  
Las lágrimas empiezan a llegar a los ojos de los implicados y el profesor Shue les pide que se comuniquen con sus móviles, que manden mensajes o tuiteen y digan qué está pasando, pero con el suficiente cuidado de no desvelar donde están escondidos, ya que la persona que ha realizado los disparos puede tener también un teléfono y acceder a dicha información. Casi en mitad de la aula cuando los chicos se movían buscando refugio, ha caído un metrónomo que no ha parado de funcionar haciéndonos más palpable la tensión del momento llegando a parecer incluso los latidos de un corazón tranquilo.
Algunos de los chicos caen en la cuenta que parte de sus compañeros están fuera, en algún lugar del instituto sin saber si se encuentran bien o no, y eso aumenta aún más la tensión y el miedo. Vemos pasillos vacíos, duchas que han quedo encendidas y Brittany en el baño subida un WC intentando contener las lágrimas sin éxito, al menos por ahora está bien. 
Marley también recuerda que su madre se encuentra en la cocina del centro, probablemente sin salida, pero la pobre mujer también hecha un manojo de lágrimas se encuentra bien en la cocina. Tina también se encuentra sana y salva fuera, donde la policía ya ha llegado. Hay que nombrar un momento en el que Sam tiene que ser agarrado y callado por los profesores para que no salga en busca de Brittany.
Dentro del aula y a modo de posible despedida algunos de los chicos piden perdón a los demás por cosas que han hecho y otros graban pequeños mensajes por si no salen de esa. El profesor Shue sale para ir en busca de Brittany al baño, donde también se encuentran un par de alumnos. Solo con ver la cara de pánico de la actriz en ese momento en el que alguien, pudiendo ser quien ha realizado los disparos, entra en el baño, sufrí un nuevo vuelco al corazón. 
En la vuelta a la clase se cruzan con un policía que los manda para dentro y momentos después se oye en los pasillos que todo está despejado. Por fin el profesor Shue decirde parar el metrónomo que no ha parado de funcionar ni de marcar la tensión. El peligro ha pasado.


La crítica
Todo lo anterior ha transcurrido en tan solo 10 minutos. Los diez minutos más intensos de Glee desde su comienzo y probablemente hasta su final. Los más intensos y los más polémicos en muchos aspectos. Comenzando por lo más básico que son los fans y seguidores, hasta llegar a lo más difícil que son las familias que se han visto afectadas por este problema en la realidad.

Las críticas entre los fans van desde los que han llorado y sufrido con el capítulo (en los que me incluyo) hasta los que dicen que el capítulo es una mierda o que Glee "solía ser una comedia". Bueno... toc, toc, ¿hay alguien ahí? estamos de acuerdo en que Glee "era" una comedia, porque desde hace un buen tiempo has tenido que ver dejo de ser exclusivamente una comedia para introducir toques de drama necesarios para hacerla más real. Y una serie que toca y ha tocado tantos temas sensibles hoy en día (homosexualidad, embarazos adolescentes, transexualidad, desórdenes alimenticios, minusvalías, etc...) hablar de este tema no debe sorprendernos. Para gustos colores, pero no veo nada acertadas las críticas peyorativas hacia este capítulo viendo lo que supone en la vida real y la crítica que se puede leer entrelineas respecto a las leyes sobre armas en EEUU y de las cuales prefiero no hablar.

Evidentemente familias como las afectadas por lo sucedido hace a penas unos meses en una escuela de primaria de Newtown (Connecticut, EEUU) donde fallecieron 20 niños de entre cinco y diez años y seis adultos, no han tardado en pronunciarse diciendo que "es muy pronto" para ver esto. Y tienen razón, para un padre o madre que ha perdido a su hijo/a pequeño por este motivo, ver lo sucedido en el capítulo de Glee es muy pronto. Pero será muy pronto ahora, dentro de un año y dentro de diez, porque no creo que la muerte de un hijo se pueda superar, y menos por estos motivos.

¿Por este motivo no debería haberse hecho/emitido el capítulo? Mi respuesta es no.
Como ya he dicho, estoy de acuerdo con la opinión de los padres de estos niños, para ellos es muy pronto pero para el resto es una manera ideal de denunciar o concienciar lo que está ocurriendo en USA. Puede ser una forma de hacernos más conscientes de lo que sucede y si lo ven de este modo los espectadores de Glee, que es su mayoría son niños y chicos jóvenes, puede ser que sirva para evitar que se sigan repitiendo sucesos así en un futuro.

Por lo que tengo entendido, antes de emitir el capítulo no había trascendido la trama y por eso ha pillado de sorpresa a mucha gente. ¿Hubiera sido conveniente "avisar" de qué trataría el capítulo con intención de dar al espectador la opción de verlo o no? Probablemente hubiera sido una buena opción ya que muchas personas afectadas (o no) se habrían evitado el mal trago, pero existiría una nueva polémica: mucha gente creería que se anuncia la trama para conseguir más audiencia, y más ahora que Glee está en horas bajas. Y seguramente esto hubiera sido peor de la polémica actual.
Las consecuencias del capítulo las veremos probablemente en la audiencia del próximo. Si a los espectadores lo sucedido no les ha parecido bien, quizá no vean el próximo y las audiencias bajen. También puede pasar que creen más expectativas y suba. O simplemente que se mantenga como hasta ahora.

Después de todo lo sucedido en la review de antes, descubrimos qué y quién se escondía detrás de los disparos. La entrenadora Sue se inculpa de lo sucedido ante el director alegando que se le disparó un arma que tenía en una caja fuerte en su despacho, la cual poseía para sentirse más segura. Pero esa no es la realidad, en un corto flashback vemos a Becky hablando con la entrenadora de sus miedos e inseguridades cuando descubrimos que la chica ha cogido la pistola de su padre y la lleva en su mochila. Rápidamente Sue intenta quitarle el arma de las manos pero Becky se pone nerviosa y sin querer dispara la pistola haciendo que se le caiga y disparándose ésta de nuevo. Por suerte ninguno de los dos disparos causan daños humanos. Pero aunque la realidad sea otra, Sue, pese a la incredulidad del profesor Shue, mantiene que el arma era suya y que fue por su culpa por la que se disparó, costándole esto el trabajo en el instituto. Sue nos muestra una cara casi totalmente desconocida en ella, llegando a sacrificar su trabajo y reputación por la joven animadora con Síndrome de Down. 

En mi humilde opinión me ha parecido un capítulo que si es cierto que se sale de los cánones de Glee en cuanto a dramatismo pero el resultado ha sido muy bueno por como se ha mostrado, por las actuaciones y por el resultado de las cosas, y que por los tiempos que corren puede ser muy acertado para mostrar a los espectadores jóvenes dicho problema, hacérselo ver desde otro punto de vista y quién sabe, incluso evitar nuevos casos.



¿Tú que opinas del capítulo y de la polémica que ha tenido lugar? Comenta y síguenos en Twitter: @SeriesEnSerieES

5 comentarios:

  1. La verdad q mo pude despegarme del televisor, me angustie mucho.. Sinceramente esta temporada es la que mas me gusta...:)

    ResponderEliminar
  2. Fue el mejro capitulo que he visto, ya estamos claros que dejo de ser una comedia, para pasara a tratar temas actuales, y que lastiman la sociedad, y siempre loa brodan de una manera genial. Todo el capitulo pendiente, completamente inesperado, fue genial.

    ResponderEliminar
  3. La verdad que me parecio un capitulo increible, muestra lo que claramente, y lamentablemente esta pasando en la actualidad, y que esta bueno que se muestre. Entiendo la angustia de todos los padres y victimas de lo q suciedio hace poco en eeuu, y estoy totalmente de acuerdo con vos, siempre les va a causar dolor ver cosas como estas, porque es algo inevitable. En lo personal considero que esta temporada es una de las mejores, si bien admito que la segunda no fue de las mejores, glee desde un principio siempre trato de mostrar las problemáticas de los adolescentes y las muestra muy bien hasta la actualidad, si bien se le ha dado un giro de comedia a un poco mas de drama , me parece interesante, sino se volvería una serie repetitiva y sin sentido. Me encanta glee y me parece una serie entretenida y educativa a la vez, con ese toque de humor que, aunque muchos digan que no, se puede ver aun

    ResponderEliminar
  4. a mi no me gusto que se involucre a la niña con sindrome de down con un arma, ya bastante se hace para lograr integrar a un niño con capacidades especiales a las escuelas como para darle este ejemplo a los chicos que ven glee. Nunca faltara el idiota que piense que los chicos con problemas son propensos a llevar armas a la escuela. Con respecto al ver los chicos en esa situacion fue terrible, nunca me imagine tener que ver eso, me angustio y me indigno el desenlace del mismo. no tengo ganas de verlo mas. es mi desicion. no pensaron bien lo que querian lograr. como mama de una nena con discapacidad me indigno!! glee...fuiste!

    ResponderEliminar
  5. Éste episodio me encantó, y pese a que sí puede haber gente que malinterprete el papel de Becky, creo que también dejan claro que ella no lo hizo a propósito, fue un accidente que incluso ella misma quiso prevenir. Me llegó, sobre todo por los recientes hechos que han ocurrido en México.

    ResponderEliminar